fbpx

Navidad en Cusco: Conoce el Santurantikuy, feria del arte popular cusqueño

navidad en cusco

La celebración de la navidad en Cusco  adquiere un toque especial, pues en torno a las fiestas tradicionales se organizan muchas actividades. La ciudad se impregna de un ambiente festivo, lleno de luces, adornos y arreglos con motivos navideños.

El Santurantikuy en Cusco, la feria más grande de arte popular de Perú

Los primeros días de diciembre, la municipalidad de Cusco adorna con guirnaldas los balcones del centro monumental, en los alrededores de la Plaza Mayor.  Es en este centro cultural de la ciudad donde se instala una de las más grandes ferias de arte popular y costumbrista del Perú: La feria del Santurantikuy, donde centenares de artesanos provenientes de diferentes zonas de Cusco se reúnen a exponer sus creaciones para que adornen los hogares e instituciones de quienes visiten este lugar lleno de magia.

Santurantikuy, ¿qué significa el nombre de la feria?

Poco después de que se instaurara la colonia española en Perú, terminara de caer el imperio Inca y particularmente se asimilase la religión católica, se empezó a celebrar en cada Plaza Mayor lo que se conoce como la fiesta del Santurantikuy, una celebración colectiva de navidad, que consiste en una feria de arte popular que se prepara con seis meses de anticipación. En quechua se traduce como Santu (santos) y Ticuy (venta).

El niño Manuelito, figura central del Santurantikuyniño manuelito cusco

El niño Manuelito es el personaje central de la fiesta de la navidad en Cusco y es que se trata sencillamente del niño Jesús. Las crónicas de la colonia relatan que hacia el siglo XVII, los sacerdotes españoles recorrían las poblaciones tratando de catequizar a los indígenas de la zona nativos. Particularmente, la Navidad en Cusco, les hablaba de “Emmanuel”, el niño que nació en Belén y cuyo nombre quiere decir “Dios con nosotros”. Luego, la figura se fue transformando en “el niño Manuelito”.

La imagen del niño Manuelito se expone en diferentes actitudes. Algunos tienen el rostro con chapas rojas, una mirada pícara, piel de indio y brazos abiertos en señal de recibimiento. Otros lo han esculpido cansado y casi dormido, a veces pensativo y risueño. También los hay gateando con la cabeza tratando de erguirse.

Sin embargo, pese a la imposición de la religión católica, los nativos andinos no han olvidado sus tradiciones religiosas, manteniéndolas ocultas o sincretizadas con la nueva religión que llegó desde España. Hasta hoy en día ellos siguen venerando a sus deidades en la naturaleza: 

  • Los apus, espíritus de la montaña.
  • La Pachamama, la madre tierra.
  • El Inti, el Sol como divino hacedor.

Actualmente, la feria de Santurantikuy en Cusco se ha convertido en una de las más grandes ferias artesanales del Perú. Allí se puede observar todo tipo de objetos artesanales, principalmente objetos tallados en madera, cerámica y retablos. Durante las noches se venden los tradicionales ponches para calentar el cuerpo.

Luego de disfrutar esta maravillosa experiencia cultural, puedes visitar el Valle Sagrado de los Incas. Te recomendamos el Hotel Casa del Sol Machu Picchu, ubicado convenientemente en Aguas Calientes (Machu Picchu pueblo).

WhatsApp WhatsApp